Clínica Asturias: C/ Naranjo de Bulnes, 4 33012 - Oviedo

902 28 60 60

    Todo lo que debes saber sobre la liposucción

    5 de Marzo de 2015

    Todos soñamos con lucir un aspecto saludable, un cuerpo en forma y bonito, y minimizar, en la medida de lo posible, los efectos del paso del tiempo. La liposucción o lipoescultura es uno de los tratamientos quirúrgicos más demandados en la actualidad en cirugía estética, ya que permite reducir los excesos de grasa acumulada en zonas concretas, consiguiendo la remodelación de la figura mejorando el contorno corporal. Este tipo de grasa localiza en zonas específicas del cuerpo es lo que se conoce como lipodistrofia, una alteración que responde a causas genéticas u hormonales. En nuestra experiencia como clínica de cirugía estética en Oviedo las zonas más frecuentes donde suelen existir estas acumulaciones de grasa y, por lo tanto, ser subsidiarias de una liposucción son: abdomen, glúteos, caderas, rodillas, brazos y, también en la cara o bajo el mentón (papada).

    La liposucción es una intervención quirúrgica que persigue remodelar la figura trabajando sobre dos aspectos específicos: la extracción de los excesos de grasa localizada y la capacidad de la piel para adaptarse al nuevo contorno corporal. El exceso de los depósitos grasos se extrae mediante unas finas cánulas de aspiración que son introducidas a través de pequeñas incisiones en la piel.

    Para la realización de esta intervención se pueden utilizar diferentes tipo de anestesia siendo la sedación y las anestesia raquídea las más frecuentes. La anestesia local se reserva para acúmulos muy localizados o zonas concretas. La anestesia general solo en casos masivos o en zonas muy difusas. En los casos de liposucciones moderadas puede realizarse el  procedimiento de forma ambulatoria. Los casos que precisan ingreso suelen ser de un día.

    Tras la intervención será necesaria la utilización de una prenda de compresión (faja) durante el primer mes, lo cual favorecerá la adaptación de la piel al nuevo contorno corporal. Debido a esto, no es recomendable realizarla en estaciones cálidas. Generalmente la recuperación es rápida y en una o dos semanas se suele reincorporar el paciente a las tareas habituales, si bien el resultado será objetivable al cabo de unos meses, una vez se haya adaptado la piel. Unos de los hechos más importantes  es que las cicatrices, al ser puntiformes, son prácticamente imperceptibles.

    Desde Clínica Sánchez Lorenzo, con una gran experiencia en la aplicación de tratamientos de cirugía estética en Oviedo, sabemos bien que los resultados de una liposucción son excelentes siempre y cuando se realice una indicación y una técnica adecuadas. Por ello, es una de las técnicas más demandadas.