Clínica Asturias: C/ Naranjo de Bulnes, 4 33012 - Oviedo

902 28 60 60

    ¿Por qué someterse a una blefaroplastia?

    29 de Junio de 2015

    Durante toda nuestra vida nos preocupamos por los efectos que el paso del tiempo deja sobre nuestra piel. La zona más popular para optar por un tratamiento de rejuvenecimiento es la cara. No es de extrañar, ya que se trata de la parte del cuerpo más visible y, por lo tanto, tiene que soportar una mayor exposición a los agentes externos. Los ojos son una parte muy importante dentro del equilibrio del óvalo facial, donde pueden aparecer pequeñas arrugas o los síntomas propios de la fatiga. Como clínica de cirugía estética facial en Oviedo podemos destacar que cuando los párpados superiores comienzan a caer y los de abajo se hinchan aportan a la cara un aspecto cansado y envejecido.

    La blefaroplastia es la mejor intervención para mejorar la expresión de la cara, rejuvenecer la mirada y eliminar el problema que suponen unos párpados envejecidos. Desde Clínica Sánchez Lorenzo te informamos que esta operación es la de mayor frecuencia de cuantas realizamos. Consiste en eliminar la grasa y el exceso de piel y retensar el músculo de los ojos. Es muy importante realizar la extirpación con prudencia para no perder la expresión propia de la mirada y obtener un resultado natural. Es necesario señalar que, mediante esta técnica, no desaparecen completamente las pequeñas arrugas que se forman alrededor de los ojos ("patas de gallo"), en cualquier caso siempre se puede combinar con otro procedimiento para minimizar las presencia de arrugas en el cutis.

    Antes de someterse a la intervención el cirujano examinará tu caso, realizándote un diagnóstico sobre el tipo de tratamiento que mejor se adapta a cada problema concreto. En función de cada paciente, puede optar por la intervención en los cuatro párpados o sólo en los superiores o inferiores. El doctor realizará un examen previo, para determinar cuál es el estado de salud general del paciente.

    En nuestra clínica de cirugía estética facial en Oviedo lo más habitual es realizar la intervención con anestesia local y, en algún caso, con sedación, no precisando ingreso. Normalmente, realizar una blefaroplastia suele llevar menos de una hora y el paciente puede volver a su casa ese mismo día.

    Durante la recuperación pueden sentirse alguna molestia, que se puede minimizar con la ingesta de medicamentos recetados por el cirujano. También deberá mantener la cabeza levantada los primeros días y aplicarse apósitos fríos para reducir la inflamación en la zona. Los puntos se retiran en 5-7 días, siendo la cicatrización excepcionalmente buena en estas zonas. El mayor inconveniente suele ser el moratón (equímosis) que puede perdurar algún día más y que debe tenerse en cuenta en el aspecto laboral y relacional.