Clínica Asturias: C/ Naranjo de Bulnes, 4 33012 - Oviedo

902 28 60 60

    ¿En qué consiste la reducción de mamas?

    9 de Septiembre de 2014

    Una de las técnicas que realizamos en nuestra clínica de cirugía estética es la reducción de pecho en Oviedo. También conocida como mamoplastia de reducción, la reducción de mamas es una intervención quirúrgica que permite disminuir el tamaño de los senos y las areolas extirpando la grasa, el tejido mamario y la piel. De este modo se consigue remodelar las mamas y hacerlas más pequeñas, tersas y ligeras. Es, también, una operación especialmente útil para resolver los problemas de salud que provocan unos pechos demasiado grandes, entre los que cabe destacar los dolores de espalda y cuello, los problemas respiratorios y las irritaciones de la piel.

    Para someterse a una mamoplastia de reducción es recomendable esperar hasta que el pecho se haya desarrollado completamente, aunque puede realizarse antes si los problemas físicos que causa son muy importantes. Sin embargo, no es aconsejable efectuarla en mujeres que pretendan dar el pecho tras el embarazo. La Seguridad Social no cubre las intervenciones de este tipo, excepto en casos extremos (gigantomastia).

    Como siempre decimos, antes de someterse a una operación de cirugía estética, -además de realizar una exploración completa de las mamas- es necesario evaluar la historia clínica de la paciente y mantener una entrevista personal en la que se definan objetivos, expectativas, alternativas,  limitaciones y posibles riesgos. También en esta fase se explican las distintas técnicas quirúrgicas, así como el coste de la intervención.

    LA CIRUGÍA Y LOS RESULTADOS

    El objetivo es extirpar el exceso de piel, grasa y tejido mamario siendo necesario, en algunas ocasiones, realizar una liposucción en la zona. La técnica más habitual entre los cirujanos utiliza unas incisiones en forma de ancla o “T” invertida que se sitúan en vertical hacia abajo desde la areola y en horizontal en el pliegue submamario. Sin embargo, nosotros rara vez usamos esta técnica y preferimos la técnica de cicatriz vertical que evita la amplia cicatriz del surco submamario, reduciendo al mínimo la secuela cicatricial. Después, se recolocan la areola y el pezón y, al finalizar la cirugía, se coloca un vendaje especial y, ocasionalmente, un tubo de drenaje.

    La intervención se realiza bajo anestesia general en nuestro centro de cirugía estética en Oviedo, donde la paciente tendrá que permanecer ingresada 1 día. El tiempo de la operación se minimiza con nuestra técnica, durando aproximadamente una hora y media.

    Tras la cirugía es normal encontrarse algo cansada, pero la paciente podrá volver a hacer vida normal en muy poco tiempo, pues el postoperatorio no es considerado como doloroso. Pueden aparecen cardenales e hinchazón en el período postoperatorio, así como cierta pérdida de sensibilidad en una o ambas areolas y/o en los pezones, que suele desaparecer con el paso del tiempo.
    Es excepcional la lesión parcial o total de la areola o pezón.

    Es importante tener en cuenta que los senos no mostrarán su aspecto definitivo hasta pasados unos meses y que cambiarán ante los estímulos hormonales, el embarazo o las oscilaciones de peso.

    En cualquier caso, si estás pensando en someterte a una intervención de reducción de pecho en Oviedo te recomendamos que visites nuestras instalaciones para que el Dr. Sánchez Lorenzo pueda explicarte detalladamente en qué consiste todo el proceso y resuelva todas tus dudas.