Clínica Asturias: C/ Naranjo de Bulnes, 4 33012 - Oviedo

902 28 60 60

    ¿Cuándo está recomendado el lifting de muslos?

    27 de Agosto de 2014

     

    Como clínica especializada en cirugía estética en Asturias nos encontramos con muchos pacientes que nos preguntan acerca de la conveniencia de someterse a una intervención quirúrgica de reducción de muslos. Trataremos de resolver todos los aspectos relacionados con esa cuestión comenzando por explicar cuál es el objetivo de una operación de este tipo.

    Esta intervención permite mejorar el contorno corporal, reduciendo el volumen de las piernas y elevando la piel descolgada de los muslos y nalgas. Consiste en realizar una tracción de la piel en sentido superior y medial, con el objetivo de estirarla.

    Está especialmente indicada en personas que muestren piel flácida en esta zona o que hayan bajado de peso de forma repentina y presenten piel sobrante o  con estrías. También en aquellos casos en que se desee reducir el contorno de los muslos.

    La intervención: antes, durante y después

    Como siempre decimos, cada caso debe ser estudiado de forma individual mediante una entrevista con la paciente donde se analice su historia clínica y se explique claramente todo el procedimiento, además de proponer la técnica más adecuada. Es, en este momento, cuando ofrecemos las instrucciones y recomendaciones previas a la cirugía para que todo salga correctamente.

    La intervención se realiza en nuestra clínica bajo anestesia general o raquídea y suele tener una duración aproximada de una hora.

    Con respecto a la cirugía, el modo de efectuar la tracción de la piel es diferente según el caso: la incisión pude hacerse solo en la cara interna del muslo cerca de la ingle o puede ser necesario llevarla al pliegue del glúteo. En casos extremos puede realizarse la incisión de forma circular. Hay que tener presente que el tamaño de la incisión es proporcional al de la piel sobrante, aunque siempre tratamos de que las cicatrices sean lo menos evidentes posible.

    En ocasiones puede realizarse una liposucción adicional. Tras la incisión, se tracciona proximalmente y se elimina la piel sobrante. Después, las incisiones se suturan en varios planos y se coloca un vendaje ligero durante unos días, precisando de reposo relativo. Se pautará un analgésico y un antibiótico postoperatorios durante unos días. En el plazo de una a tres semanas el paciente se reincorpora a sus tareas habituales.

    Las cicatrices pueden permanecer enrojecidas durante unos meses. En ocasiones pueden ensancharse o migrar distalmente en función de la calidad de la piel pudiendo precisar de un retoque en estos casos.


    ¿Quieres obtener más información sobre esta intervención quirúrgica?Contactacon nuestra clínica de cirugía estética en Asturias. Estaremos encantados de resolver todas tus dudas.