Clínica Asturias: C/ Naranjo de Bulnes, 4 33012 - Oviedo

902 28 60 60

    5 preguntas frecuentes sobre la blefaroplastia

    30 de Junio de 2014

    En nuestra clínica de cirugía estética facial en Oviedo, cuando hablamos de signos de envejecimiento en el rostro, la mayor parte de las personas piensan en las arrugas. Sin embargo, existen otras características faciales que pueden hacer que parezcamos mayores. Es el caso de los párpados, cuya cirugía consigue el mayor efecto rejuvenecedor que puede obtenerse a nivel facial. La excesiva redundancia del párpado superior, denominada blefarocalasia, puede incluso provocar problemas de visión.

    La cirugía que corrige estos problemas se denomina blefaroplastia:

    1- ¿En qué consiste?

    En extirpar la piel sobrante y las bolsas de los párpados mediante una incisión apenas perceptible porque queda oculta por las líneas naturales de los párpados. En los casos en que el objetivo es eliminar el exceso de piel de los párpados inferiores la incisión se realiza por debajo de la línea de las pestañas; en los superiores, a nivel del propio repliegue palpebral. Mediante estas incisiones se corrige la piel redundante, las bolsas de la grasa y el músculo, eliminando el exceso de tejido. Las bolsas de grasa también pueden eliminarse por dentro del parpado a través de una incisión transconjuntival, lo que se denomina blefaroplastia interna. Después, se cierran con suturas muy finas, requiriendo pocos puntos. La intervención se realiza bajo anestesia local, pudiendo emplearse sedación anestésica, no precisando ingreso. Los puntos se retiran en 5 o 7 días.

    2- ¿Quién puede someterse a una blefaroplastia?

    Según la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Reparadora y Estética), pueden someterse a una blefaroplastia aquellas personas que presentan caída del párpado superior y bolsas con un estado de salud general bueno, estabilidad psicológica y realistas en sus expectativas. Normalmente, se trata de personas mayores de 35 años, aunque en algunos casos pueden ser personas más jóvenes. Hay ciertos casos en los que existen más riesgos al realizar la intervención. Los pacientes con problemas de tiroides, lágrimas insuficientes, presión arterial elevada, enfermedades cardiovasculares, diabetes o determinados problemas oftalmológicos deben ser examinados de forma minuciosa antes de someterse a una cirugía del párpado.

    3- ¿Qué precauciones hay que tener después de la operación?

    Tras la intervención, en nuestra clínica de cirugía estética facial en Oviedo, ofrecemos unas recomendaciones sencillas. Es normal tener edemas, hematomas y molestias leves que remiten con la medicación, aunque el paciente debe permanecer con la cabeza elevada los días posteriores y aplicarse regularmente compresas frías. También ofrecemos algunas indicaciones de higiene y recomendamos, en algunos casos, la aplicación de colirios oftalmológicos para mantener los ojos hidratados. También puede ser necesario llevar gafas de sol y aplicarse filtro solar en los párpados unos días. Después de someterse a una blefaroplastia, el paciente puede sentir un lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz y cambios en la agudeza visual. Debe mantener un periodo de reposo relativo de 3 a 4 días y evitar actividades fuertes 2 semanas.

    4-¿Existen complicaciones?

    Como en todas las intervenciones, pueden surgir complicaciones tras la cirugía. En cualquier caso, en este tipo de cirugía suelen ser  leves y muy poco frecuentes, tratándose de una de las cirugías estéticas mas seguras y de mejor resultado.  Entre ellas se encuentran posibles infecciones, hematomas, cicatrices, sequedad ocular y debilidad del párpado inferior al cerrar el ojo. Las infecciones y la mala cicatrización son excepcionales. El daño ocular, aunque teóricamente posible, es extraordinariamente excepcional. El principal inconveniente puede ser la equimosis (moratón), muy frecuente y que puede tardar más de una semana en resolverse, lo cual puede condicionar al paciente de cara a compromisos sociales o en trabajos de cara al público.

    5-¿Y qué hay de los resultados?

    Cuando se realiza bien, la blefaroplastia ofrece resultados eficaces y muy duraderos aunque, en algunos casos, es necesario combinar esta intervención con otros tratamientos de medicina estética que eliminen las manchas y líneas de expresión características de esta zona. El éxito de esta intervención radica en realizar una cirugía prudente, buscando conseguir un resultado natural, sin que cambie la expresión de los ojos, recuperando la expresión de la mirada perdida hace años.